Archivo de la categoría: Música

Ladies and gentlemen: Sabina!

@nandopilgrim

Hacía demasiado tiempo que no disfrutaba de un concierto de Sabina. Sólo lo he visto tres veces, dos en Valencia, (una en Viveros y la de ayer) y una en Xàtiva en un concierto de la Fira d’ Agost. Ése nunca lo olvidaré. Una serie de circunstancias hizo que me fuera agobiado del campo de fútbol al terminar el concierto y no me quedé, como era mi intención primera, a saludar al maestro y a ver si era posible hacerme una foto con él. Al día siguiente “hablaban los papeles” [i] de que Sabina se había llevado consigo a cenar a las cerca de treinta personas que le habían esperado. Y yo no estuve allí. Pero eso fue hace mucho tiempo. CULTURA /// concierto de Sabina en la plaza de toros Ayer el maestro volvió a demostrar por qué es quien es. A sus 66 años (cincuenta y quince dice que aparenta) no nos defraudó a los 8.000 que nos dimos cita en la Plaza de Toros de Valencia para volver a emocionarnos con sus canciones durante un poco más de dos horas y media. La amenaza de lluvia afortunadamente no se cumplió, y desde la primera canción noté cómo se me erizaba el cabello de todo el cuerpo, sensación que ya no me abandonó hasta el final. CULTURA /// concierto de Sabina en la plaza de toros Empezó con “Ahora que” toda una oda que los recién enamorados deberían aprender de memoria y “19 dias y 500 noches” con la que empezó a hacer partícipe y cómplice al púbico. Luego fue desgranando una a una todas las canciones de ese mismo disco alternándolas con otras de toda la vida, a ratos de pie, a ratos sentado, cantando, recitando versos o hablando simplemente. De su ictus ya hace mucho superado, de su gira, de lo que significan para él algunas canciones. Sabina es el único artista capaz de cantar una canción con un tema como “La Magdalena”[ii]  y conseguir que suene bonito y tierno. Los últimos cuarenta y cinco minutos de concierto nadie los aguantó sentado. Y yo, que me había hecho el fuerte hasta casi el final no pude evitar que se escapara una lágrima cuando el genio de Úbeda empalmó “Noches de boda” con “Y nos dieron las diez”. Luego, “Princesa”, “Barbie superstar” o “Y sin embargo” continuaban deleitándonos los oídos y el corazón. Tuvo también un momento para acordarse del la gestión de este gobierno que estamos sufriendo, mencionando al ministro Wert, a las inspecciones que está siendo sometido desde hace un tiempo por Hacienda, (“¿vosotros os sentís perseguidos por Montoro? Yo también”) e incluso aludió el tristemente famoso desliz de la alcaldesa de Valencia en la pasada Cridà de les Falles (“pues esta noche caloret no hace demasiado” o “Yo aprendí valenciano en una escuela mejor que la de Rita”) y también les dedicó la última canción, “Pastillas para no soñar” a los trabajadores de la ejecutada Radiotelevisión Valenciana. Bien acompañado por un escogido grupo de músicos entre el que destacaba el incombustible Pancho Varona, Sabina les cedió el escenario para que cada uno pudiera demostrar sus cualidades. Así Jaime Arsúa, ex de Alarma, cantó “El caso de la rubia platino”, Varona “Conductores suicidas”, Antonio García de Diego “Tan joven y tan viejo” y también una muy sensual Mara Barros con “La canción de las noches perdidas”. Joaquin_Sabina_in_Granada_(Spain)_2 Resumiendo, este maravilloso poeta urbano sigue en forma llegando con su saber estar en el escenario a todo tipo de público y sabiendo tocar las fibras del corazón con sus versos como nadie. Me quedo con el recuerdo de haber vivido una noche mágica de emociones y canciones y con algunas de sus frases como “en mi casa no se oyen mis discos, porque en mi casa sólo se escucha buena música”, “mi banda es mi verdadera familia, los hay que han aguantado más que ninguna novia, seguramente porque no follamos” o “me dejó mi novia, me busqué otra mejor”. Y sí, sigo pensando que el destino me debe una cena con Joaquín Sabina.

[i]Verso de la canción De purísima y oro refiriéndose a los periódicos.

[ii] Canción que alude a María Magdalena, que se dice era prostituta.

Anuncios